Hervidor eléctrico: Consejos de compra y limpieza

El uso del hervidor eléctrico ha ido en aumento durante los últimos años, o al menos así lo asegura un estudio del SERNAC realizado al respecto ¿La razón? Son cómodos, útiles, fáciles de usar y muy prácticos, pues la velocidad a la que se hierve el agua es más rápida que en una tetera.

Además, antes sólo se podía encontrar un hervidor que apretando un botón o una perilla, calentaba el agua. Sin embargo, hoy los hervidores eléctricos traen cada vez más opciones y las marcas se han esforzado por ofrecer versiones mejoradas, empleando una mayor tecnología e innovación.

En el mercado podrás encontrar desde un hervidor eléctrico básico, hasta uno completamente moderno y vanguardista, con más o menos funciones, pero todos con el objetivo de calentar el agua de la manera más eficiente posible, mezclando rapidez, limpieza, y resistencia.

 

En ese sentido, tanto la elección del hervidor eléctrico, como su mantención y cuidado es fundamental si se busca durabilidad, calidad y funcionalidad.

 

¿En qué fijarse al momento de comprar un hervidor eléctrico? ¿Cómo mantenerlo en buenas condiciones? ¿Cómo evitar que se acumule sarro y cómo limpiarlo correctamente? Sigue leyendo para descubrirlo.

 

 

Hervidor eléctrico: consejos para comprar el indicado

La oferta de hervidores eléctricos es bastante amplia, y, por lo mismo, al elegir uno hay que tener claro cuáles son las necesidades que se tienen, qué tanto se va a utilizar el hervidor, con qué capacidad, etc…

 

Teniendo claras tus necesidades de compra, revisemos algunos consejos o puntos importantes a considerar al momento de adquirir un tostador eléctrico.

 

 

Capacidad

Considera qué tan numerosa es tu familia o qué tan seguido tienes muchas personas en casa, pues de eso dependerá la capacidad del hervidor que debas elegir. Normalmente, esta fluctúa entre los 1.5 y 2.0 litros, pero claro que hay excepciones.

 

Aunque no lo creas, existen hervidores con hasta ¡30 litros de capacidad!, claro que estos suelen utilizarse en restaurantes, casinos o empresas del rubro de la cocina.

Rinox fabrica y comercializa hervidores de gran tamaño, desde los 10 litros de capacidad, con acabado en acero inoxidable y termostato incluido. Puedes encontrar de 10, 20 y 30 litros en EL VOLCAN.

 

 

Diseño

Es importante, pues al tratarse de un electrodoméstico que manipula agua, es sumamente necesario que su diseño sea lo suficientemente cómodo y funcional como para evitar que el agua se derrame.

En ese sentido, debes fijarte que su boquilla esté diseñada para poder verter líquido sin contratiempos,

Además, es ideal que su diseño permita trasladarlo fácilmente a cualquier sector de la casa, que ojalá sea liviano y que su base sea inalámbrica y desmontable, para usarlo cómodamente desde cualquier ángulo. Los hervidores Oster, cuentan con estas características.

 

 

Funciones

Punto clave y fundamental. Como mencionamos más arriba, hoy existen hervidores que ofrecen muchas más funciones que sólo hervir el agua activando una perilla. Por lo mismo, es importante que lo tengas claro ya que esto te puede servir para preparaciones en que necesites más opciones de temperatura de agua, que sólo agua hervida.

 

Por ejemplo, el hervidor eléctrico 8970 de Oster viene con apagado automático y control de temperatura incluido, lo que significa que no necesitarás hervir agua una y otra vez, si no que sólo deberás pulsar la función “mantener caliente”, y así el agua durará mucho más tiempo a la temperatura elegida, lo que te permitirá ahorrar tiempo y energía.

Además, cuenta con un panel de ajustes de temperatura según preparaciones, muy sencillos de usar, que te permitirá ajustar y elegir la temperatura deseada, por ejemplo, en té o infusiones, ya que el té verde, oolong y blanco no se consumen con la misma temperatura.

 

 

Consumo de energía

Es importante tomar en cuenta el consumo de energía que tiene el hervidor eléctrico que vas a elegir, sobre todo si lo utilizarás muchas veces al día.

 

 

Resistencia y limpieza

Al momento de elegir un hervidor eléctrico, es importante fijarse en su material de fabricación, que sea lo más resistente posible, como suele ser el acero inoxidable.

Además, el gran problema de los hervidores es la acumulación de residuos calcáreos, por lo que idealmente debes elegir uno que cuente con resistencia oculta para evitar lo más posible esta acumulación, junto con evitar que el agua se seque, y también malla fina y removible en el surtidor de vertido, para filtrar el agua.

El hervidor eléctrico 8970 de Oster cuenta con todo esto.

 

 

Hervidor eléctrico: Consejos de limpieza

Luego de adquirir un hervidor eléctrico, es fundamental cuidarlo, para que así funcione correctamente y dure por mucho tiempo. En ese sentido, lo primero que se debe hacer, es leer el instructivo con el que viene, pues NO todos los hervidores funcionan igual.

 

Muchas personas piensan que no es necesario limpiar el hervidor eléctrico, pues en él solo se manipula agua. GRAN ERROR, el hervidor eléctrico hay que limpiarlo de manera constante, pues al rellenarlo de agua una y otra vez, en sus paredes y fondo se van formando capas de cal que pueden ser perjudiciales para la salud.

 

¿Cómo limpiarlo? Necesitarás agua y vinagre blanco.

 

1- Llena con agua ¾ partes del hervidor, y con vinagre blanco el ¼ restante.

2- Pon a hervir la mezcla y deja que actúe durante unos minutos.

3- Apaga el hervidor y déjalo reposar de 2 a 3 horas, para que la capa de cal se ablande y por ende, se desprenda.

4- Vacía el contenido y aclara con agua hasta que el olor a vinagre se vaya por completo.

 

Lo ideal es repetir este proceso todos los meses, para así dar al hervidor una limpieza continua.